• El proyecto Smart Protein: ¿Podrían las legumbres y la quinoa ser el futuro de la alternativa a la carne?



    El proyecto Smart Protein, financiado por la UE, se fundó para desarrollar productos alternativos a la carne que sean saludables, respetuosos con el medioambiente y que aumenten la seguridad alimentaria. Y considera que cuatro cultivos -lentejas, garbanzos, habas y quinoa- podrían ser la respuesta.

    Actualmente, estos cultivos se conocen como “cultivos huérfanos” en Occidente. Esto significa que están poco investigados y que no se cultivan según los métodos agrícolas modernos, lo que hace que su rendimiento sea menor. El proyecto Smart Protein espera cambiar esta situación.

    En la actualidad, estos cultivos suelen importarse de Asia, África y América del Norte y del Sur, pero los cuatro podrían cultivarse en Europa. Un proyecto anterior de la UE, PROTEIN2FOOD, los identificó como especialmente adecuados para las condiciones europeas.

    Cada cultivo tiene propiedades únicas que lo hacen idóneo. Las habas pueden cultivarse tanto en verano como en invierno y son fijadoras de nitrógeno, lo que reduce la necesidad de fertilizantes y mejora la fertilidad del suelo.

    Las lentejas también son fijadoras de nitrógeno y tienen un alto rendimiento cuando se cultivan en rotación con la avena. La proteína del garbanzo podría aislarse para hacer alternativas cárnicas, mientras que la quinoa tiene una gran resistencia a la sequía y a los suelos salinos.

    El proyecto PROTEIN2FOOD ya ha desarrollado la leche de lenteja, y se ha elaborado una nueva fórmula infantil con aislado de proteína de lenteja. Cumple los requisitos de la UE y podría sustituir a la leche de fórmula de soja.

    @Smart Protein Project

    El futuro de las proteínas vegetales

    Según un informe mercantil de enero, el mercado de las proteínas vegetales crecerá rápidamente hasta 2025, impulsado por la creciente conciencia de la salud. Muchos fabricantes de productos de origen vegetal están recurriendo a las legumbres como ingrediente.

    Un ejemplo es la empresa holandesa Willicroft, que elabora sus quesos de origen vegetal con alubias en lugar de frutos secos, lo que los hace accesibles a las personas alérgicas. Y las habas gozan de gran popularidad como alternativa a la soja.

    “Cada uno de estos cuatro cultivos tiene diversas propiedades y capacidades especiales en términos de nutrición, impacto medioambiental y cualidades tecnológicas. Esto les otorga una posición única e importante en la búsqueda de nuevas formas de configurar nuestro sistema alimentario, con el que el proyecto Smart Protein está comprometido”, dijo un portavoz del proyecto en un comunicado.

  • Noticias Calientes



  • El boletín de vegconomist:
    información para los que toman decisiones

    Suscríbese al boletín de noticias de vegconomist para recibir las noticias más importantes del mundo de los negocios veganos.

    Invalid email address