Los Costos de los Productos ‘Plant-Based’ están Cayendo. ¿Ha Llegado la Paridad de Precios?

B4Burger © btbfoods.com

Durante años, ha habido una disparidad entre los precios de las carnes veganas y los productos convencionales de origen animal. Pero ahora, hay señales de que la marea finalmente está empezando a cambiar.

Recientemente, la marca estadounidense ‘ Before the Butcher’ ha lanzado una nueva línea de hamburguesas de precio similar a las hamburguesas de carne.

Las empanadillas de carne vegetal de ‘Before the Butcher‘ están disponibles para los proveedores a un bajo precio al por mayor, con un precio sugerido de menos de 1,40 dólares por empanadilla. En cambio, muchas otras hamburguesas de vegetales cuestan hasta 3 dólares por empanadilla de carne vegetal. La compañía ha logrado reducir los costos haciendo ligeros cambios en los ingredientes y empacando a granel.

Mucha gente cita el gasto comparativo de los productos a base de plantas como una razón por la que no pueden volverse veganos. Como resultado, un número creciente de compañías están tratando de abordar este problema.

Beyond Meat ha afirmado repetidamente que está trabajando para conseguir la paridad de precios. Durante el verano lanzó una edición limitada de hamburguesas con descuento a $1.60 cada una. La compañía ha dicho que espera ofrecer un precio menor al de la proteína animal para el 2025. Está buscando fuentes alternativas de proteínas para ayudar a reducir los costos.

© Beyond Meat

En Canadá, Beyond acaba de lanzar un paquete a granel de sus salchichas italianas suaves en 100 tiendas Costco de todo el país. El nuevo paquete reduce el precio por salchicha a 1,67 dólares canadienses, haciéndolas significativamente más asequibles.

El competidor de Beyond, Impossible Foods, también ha logrado bajar los precios gracias al aumento de las economías de escala. La compañía dice que su objetivo siempre ha sido “bajar los precios a través de las economías de escala, alcanzar la paridad de precios, y luego bajar el precio aún más que la carne molida convencional de las vacas”.

Mientras tanto, JUST Egg ha bajado los precios con el objetivo de convertirse en una de las proteínas vegetales más asequibles del mercado.

Tras el Covid-19, el precio de la carne convencional se ha disparado en muchas áreas, y las ventas de las alternativas basadas en plantas han aumentado debido a las preocupaciones sanitarias y medioambientales. Aunque la paridad de precios de los productos veganos todavía no es universal, empieza a parecer inevitable que la proteína vegetal tenga un precio inferior al de la proteína animal en un futuro próximo.

“Más consumidores están claramente interesados en las alternativas a la carne, pero hasta ahora las carnes vegetales han tenido un precio que no se ajusta a muchos presupuestos familiares. Estamos ampliando la categoría a un nuevo y amplio universo de compradores que esperamos que impulsen un nuevo y sustancial crecimiento de los productos de carne alternativa”, dice Danny O’Malley, fundador y presidente de Before the Butcher.