Carne cultivada

Investigadores chinos desarrollan un método para acelerar la comercialización de carne cultivada

Investigadores de la Universidad china de Tsinghua y la Universidad Agrícola de Nanjing han desarrollado una nueva tecnología que, según creen, podría acelerar la comercialización de carne cultivada.

La tecnología consiste en un andamio de expansión celular formado por un microportador poroso de gelatina en 3D. En los experimentos, el andamio comestible aumentó la expansión celular 20 veces en el transcurso de una semana, en comparación con menos de diez veces de la tecnología anterior.

Los investigadores utilizaron el armazón para producir pequeñas albóndigas, cultivando por separado células de músculo y grasa de cerdo antes de combinarlas en un molde impreso en 3D. Cuando se probó, el contenido nutricional de las albóndigas resultó ser superior al de las albóndigas de cerdo convencionales, ya que contenían hasta cinco veces más proteínas y tres veces menos grasa. Los científicos concluyeron que las albóndigas cultivadas eran “una alternativa nutritiva a los productos de cerdo molido”.

“Este método de ingeniería de la carne permite una biofabricación robusta y escalable de alternativas de carne picada, como albóndigas o salchichas, que pueden innovar el futuro menú de carne”, añadieron.

Technology to speed up commercialisation of cultivated meat
Imagen facilitada

La carne cultivada en China

La percepción de los consumidores sobre la carne cultivada es positiva en China, y un estudio revela que hasta el 90% de los consumidores estarían dispuestos a comerla. Las inversiones en carne cultivada también se están disparando en el país, en gran medida impulsadas por la preocupación por la seguridad alimentaria.

El pasado mes de enero, el plan agrícola quinquenal de China mencionó por primera vez la carne cultivada, lo que significa que los funcionarios probablemente creen que el desarrollo de la industria es de interés nacional. Mientras tanto, las empresas chinas de carne cultivada van viento en popa, como Joes Future Food, que el año pasado recaudó 10,9 millones de dólares y anunció que construiría una línea de producción de carne de cerdo cultivada.

“Otros países harían bien en seguir el ejemplo de China invirtiendo en esta forma más inteligente de hacer carne antes de quedarse atrás”, dijo Mirte Gosker, Directora General en funciones de The Good Food Institute APAC.

 

Share