Veg&Friends: “Si Eres una Multinacional que Vende Helados, Pero Has Entendido Su Impacto y Estás Decidido a Cambiarlo, Te Irá Bien”

Marc Feu, cofundador de Veg&Friends

Veg&Friends es una empresa española de productos veganos que cuenta con una tienda física además de una plataforma virtual que utiliza la tecnología de PrestaShop, el proveedor de tecnología para ecommerce cuya entrevista publicamos ayer.

Esta vez hablamos con Marc Feu, cofundador de Veg&Friends, además de experto en negocios digitales y jefe de retail media de la empresa Criteo Advertising.

 

¿Qué relación tiene Veg&Friends y Prestashop? ¿Cómo son sus clientes? ¿Qué perfil tienen?
Nuestro proyecto empezó con un e-commerce Prestashop muy básico. En realidad, fue nuestro regalo de boda por parte de un buen amigo informático. De boda, sí, ya que Veg&Friends nace como una iniciativa entre mi pareja María y yo. Ella tuvo la idea y es quien lidera de forma incansable y exitosa este proyecto.

Respecto a nuestros clientes, podemos decir que se trata del perfil habitual de persona vegana. Mayoría de mujeres, de una edad comprendida entre los 20 y 50 años. Las personas que siguen el estilo de vida del veganismo tienen un comportamiento de consumo muy distinto al del mercado de masas. La alimentación o la moda son categorías en las que un vegano/a gasta todo el dinero que puede con el objetivo de adquirir un producto que sea consecuente con sus valores. No nos importa pagar un poco más si el producto ha sido producido respetando a los animales y el medio ambiente.

© Veg&Friends

¿Cómo ha afectado la covid al desempeño de su empresa? ¿Ha sido beneficioso o perjudicial?
Es terrible como la pandemia ha impactado en sectores como la restauración, el turismo, comercio y muchos otros. Sin embargo, la realidad es que el retail de alimentación se han beneficiado de esta situación, especialmente en el canal online. En enero de 2020 el peso de nuestra venta online era de tan solo un 2,8% del total. En abril y mayo promediamos un 16,6% de las ventas en valor realizadas online. En octubre este dato volvió a crecer, situándose en un 12,5% y permitiendo que sea el mejor mes de la histórica de Veg&Friends. Una buena manera de celebrar nuestro quinto cumpleaños.

¿Qué le quiere decir a los emprendedores de empresas veganas que aún no han digitalizado sus empresas? ¿Deberían hacerlo?
Creo que en mayor o menor medida, todos los negocios son digitalizables. Por lo tanto, es importante plantearse transformar el negocio, pero no a cualquier precio ni de cualquier manera. En mi opinión, es fundamental elegir bien qué empresa va a ayudarnos a llevar a cabo este camino. No es un camino fácil y no debemos caer en propuestas oportunistas que tratan de vender un proyecto a un precio muy bajo. Tampoco podemos dejarnos llevar por la desesperación y entrar en plataformas de venta firmando condiciones excesivas en cuanto a cesión de comisiones. Hay que hablar con el amigo experto que casi todos tenemos, y que nos eche un cable. La financiación es fundamental, pero la resiliencia, la perseverancia y el esfuerzo de todo el equipo son todavía más importantes.

¿Cómo ve el futuro de los negocios veganos? ¿Cuáles son las claves de su crecimiento? ¿Hay algo que nos podrá sorprender?
Para mi existen 2 tipos de razones que llevan a alguien o a una gran multinacional a iniciar un proyecto plant-based. Este desencadenante inicial está muy relacionado, en mi opinión, con el éxito. Yo los califico con 2 nombres o perfiles:

El primero es el del “surfista oportunista”. Aquél individuo o empresa que ve en el sector plant-based una ola gigante que se va haciendo cada día más grande. Hay que surfearla porque es una oportunidad de ganar dinero o de no perder mi negocio actual. Aquél surfista de agua dulce que solamente va al mar cuando hay olas, que no conoce bien las corrientes y al que hay que acabar rescatando con una lancha. A este perfil le auguro un futuro bastante oscuro.

© Veg&Friends

Puedes ser una gran multinacional que ha ganado y gana millones de euros sacrificando y vendiendo animales en forma de embutido, que por mucho que lances tu gama vegana, nunca vas a vivir de ello. Es más, la probabilidad de fracasar es muy alta, sobre todo si sigues gastando millones en anuncios de navidad mostrándole al mundo lo “bien” que tratas a tus animales. El consumidor cada vez está más informado, es más crítico y consecuente. Ya puedes inventar un nuevo nombre para tu marca, que cuando el comprador lo sepa, va a dejar inmediatamente de consumir tus productos.

El segundo perfil es el del “cachalote autocrítico”. Sí, el cachalote es muy grande pero es uno de los animales que mejor se adapta a su entorno, incluso cambiando su composición sanguínea para adaptarse a medios con muy bajo oxígeno. Aquella persona o multinacional que entiende que sus productos tienen un impacto en el ecosistema y está convencido en pivotar su modelo de negocio, aunque sea a largo plazo.

Si eres un pequeño comerciante que ha creado una tienda vegana, convencido por tus valores éticos, y ofreces un buen surtido de productos a un precio competitivo, la gente del barrio vendrá a comprar tus productos. Porque les gustan tus productos y les gustas tú. Si eres una gran multinacional que se ha dedicado históricamente a vender yogures o helados, pero que ha entendido y reconocido el impacto que la industria láctea tiene en el medio ambiente y está decidido a cambiarlo, también te irá bien.

¿Qué relación hay entre la sostenibilidad y los negocios veganos?
Todas las relaciones posibles. La industria agroalimentaria es la principal causante de emisiones de gases contaminantes y de residuos tóxicos del planeta. ¡Contamina más que la industria del transporte! Hay millones de animales. Muchos más que millones de personas en el mundo. Estos seres necesitan consumir agua y cereales, que a su vez son cultivados en campos que han surgido por deforestaciones como la del Amazonas. Todos estos pobres animales generan residuos, que aunque no los veamos, terminan en nuestras tierras y aguas. Detrás de cada plato de carne, hay toneladas de agua consumida y residuos generados.

© Veg&Friends

¿Por qué recomendaría Prestashop a la hora de digitalizar un negocio?
Prestashop nos ofrecía la posibilidad de generar una plataforma omnicanal. Contamos dos canales de venta, el e-commerce y el punto de venta físico. Cualquier unidad vendida por el e-commerce se sirve desde nuestra tienda física. Para no generar roturas de stock en las ventas online, decidimos buscar una herramienta que nos permitiera apuntar a la misma base de datos de stock de la tienda física. Es decir, si quedan 10 quesos veganos (no sé si todavía está permitido por el Parlamento Europeo decir “queso vegano”) y se venden 2 en la tienda física, automáticamente pasan a haber 8 unidades disponibles en la web. De esta manera hemos logrado alcanzar valores del 98% de perfect order. Es decir, a 98 de cada 100 pedidos online no les falta ningún producto de los que el usuario ha comprado.

Cualquier otra cosa que quiera añadir.
Os animo a entrar en vegandfriends.com, encontraréis más de 1.000 productos veganos de todas las formas y colores.