• VFC Dice que los Trolls son Buenos para el Negocio



    Estaba claro desde el principio que VFC no iba a comportarse como cualquier otra marca de alimentos. Incluso antes de realizar su primera venta, la biografía de la empresa en Instagram decía “Gracias Coronel, nosotros nos encargamos de aquí en adelente“, declarando en esa línea que se trataba de una marca con gran personalidad.

    Como VFC se lanzó únicamente con un modelo D2C (directo al client), su producción en las redes sociales fue, inicialmente, su única herramienta de marketing, pero en lugar de seguir las rutas seguras y probadas para la expansión, el director general Matthew Glover estaba decidido a forjar un camino nuevo y más inesperado. Y parece que está funcionando.

    En tan solo unas semanas, el Instagram de VFC ha crecido hasta superar los 18.000 seguidores, atraídos por la mezcla de activismo dinámico de la empresa, las imágenes de comida para sentirse bien y su ingenio irreverente.

    ©VFC

    La mayoría de las empresas alimentarias -incluso las veganas- evitan publicar imágenes fuertes en sus canales sociales, pero la nueva serie filmada de VFC, Five Farms, hace precisamente eso. Durante cinco noches, Glover llevó a los activistas al interior de cinco granjas de pollos diferentes pero típicas.

    El primero en aceptar la oferta fue el conocido activista Joey Carbstrong, cuyo estilo provocador dio paso a una abrumadora tristeza al ser testigo de tanto sufrimiento. Haga clic aquí para ver el vídeo.

    ©VFC

    “Este no es el tipo de contenido que las empresas alimentarias suelen compartir”, dice Glover. “Pero si nadie dice la verdad sobre cómo se crían los pollos, y todo lo que la gente ve se filtra a través del lente de las empresas, ¿dónde está el incentivo para que la gente cambie? Somos bastante directos como personas y como marca: si comes carne, debes saber lo que significa”.

    La segunda película de la serie contó con la participación de la actriz de Harry Potter, Evanna Lynch, para quien fue una noche claramente pesada. Haga clic aquí para ver el vídeo.

    ©VFC

    Una de las acusaciones más comunes es que VFC no debería llamarlo chick*n, ya que no es, de hecho, pollo.

    “Ah, sí, eso es habitual”, dice Glover riéndose. “Algunos días te dan ganas de gritar contra las almohadas, pero entonces decidimos llamar a nuestra amiga, la cómica Lou Sanders, y dejar que se encargue de ello”.

    Más recientemente, VFC ha puesto en marcha una nueva función, “Cluckwit of the Month“, que obviamente mantiene entretenidos a sus seguidores.

    ©VFC

    Entre los ahora infames trolls estaba Paul, que a pesar de no querer comer comida vegana, no pudo evitar participar repetidamente. “Parece que quieres mantener esta conversación”, escribió VFC. “Nos estás dando señales contradictorias…”

    Paul respondió: “Me quedo con la comida adecuada y no con algo que ni le daría al gato”.

    “¿Tienes gato?”, fue la respuesta de VFC. “Qué bonito. Nosotros tenemos un perro. Los animales son increíbles, ¿no? Los queremos tanto que creamos esta empresa para ayudarlos. No puedo creer que tengamos tanto en común”.

    Haga clic aquí para ver contenido de YouTube.
    Aprenda más en la política de privacidad de YouTube

     

    Dice Glover: “Lo más interesante es que cuanto más se enfadan los trolls por cosas que ni siquiera les afectan, y cuanto más disfrutamos de nuestras interacciones con ellos, más aumentan las ventas. Es tan fiable que podemos avisar a la fábrica de cuándo esperar una afluencia de pedidos. Les debemos mucho a los trolls”.

    Noticias Calientes



  • El boletín de vegconomist:
    información para los que toman decisiones

    Suscríbese al boletín de noticias de vegconomist para recibir las noticias más importantes del mundo de los negocios veganos.

    Invalid email address
  • medio ambiente

    más Medio Ambiente