Agricultura

La granja alemana Gottschallerhof con 600 años se convierte en biocíclica y vegana

La Gottschallerhof, una granja alemana de propiedad familiar que lleva funcionando desde 1435, se ha pasado a los métodos de gestión biocíclicos y veganos.

La granja dejó de criar ganado en el año 2000, cuando el granjero Nikodemus Gottschaller se sintió incómodo con el sacrificio de animales. Hace cinco años, dejó de comer carne por completo y ahora lleva una dieta mayoritariamente vegana. En la actualidad, la granja produce principalmente productos de calabaza y cereales.

“La ganadería ya no es capaz de alimentar adecuadamente a la humanidad”.

La granja Gottschallerhof se gestiona de forma ecológica desde 1986, y el año pasado se unió a la Asociación Vegana Biocíclica Alemana. El aceite de semilla de calabaza de la granja está ahora certificado por la organización.

En 1995, Gottschaller abrió una panadería ecológica, en la que se elabora pan con espelta y centeno de la granja junto con granos de otros productores locales. Casi todo el pan está libre de productos animales, y Gottschaller espera obtener otra certificación vegana biocíclica para la panadería.

Imagen: The Gottschallerhof
Imagen: The Gottschallerhof

Agricultura vegana biocíclica

La agricultura vegana biocíclica consiste en cultivar de forma orgánica sin insumos animales. Normalmente, los cultivos se realizan en rotación y se utilizan plantas específicas (como el trébol) para fijar el nitrógeno atmosférico en el suelo. Estas plantas también pueden segarse y esparcirse por el suelo, eliminando la necesidad de abono animal.

Este método de cultivo está creciendo rápidamente en popularidad en todo el mundo. El pasado mes de octubre, la granja ecológica belga Bioboer Mark recibió el Sello de Calidad Vegana Biocíclica por su cultivo de hierbas y verduras, convirtiéndose en la primera del país en conseguirlo. La canadiense L’Acadie Vineyards y la siciliana Proverbio también utilizan métodos de producción biocíclicos veganos.

“La agricultura ecológica seguirá creciendo, sin duda”, afirma Gottschaller. “El sector vegano biocíclico también debe crecer porque, como todo el mundo sabe, la ganadería ya no es capaz de alimentar adecuadamente a la humanidad. Hay más gente muriendo de hambre que nunca. Nuestro trabajo es mostrar una forma de hacerlo mejor”.

Share