Aleph Farms Revela el Prototipo del Primer Bistec Cultivado Comercialmente

©Aleph Farms

Aleph Farms Ltd anuncia que tiene previsto disponer de sus cortes finos de carne de vacuno aptos para el cultivo masivo. El prototipo de su producto comercial se presentará por primera vez en la Cumbre de Innovación Agroalimentaria de Asia y el Pacífico el 20 de noviembre en Singapur.

Para cultivar con éxito trozos enteros de carne, la empresa imita la matriz extracelular que se encuentra en los animales con una matriz de base vegetal que permite a las células crecer y formar tejidos estructurados de carne. Sus “bancos de células” producen una fuente ilimitada de células de vaca pluripotentes, no modificadas genéticamente, para cultivar grandes cantidades de carne sin depender de animales vivos.

Aleph Farms desarrolló la primera hamburguesa a base de células del mundo en 2018 y, desde entonces, ha aumentado el tamaño de su producto sin sacrificio y lo ha adaptado para que se ajuste a bioprocesos controlados y automatizados que garanticen la viabilidad económica en la producción a gran escala.

Esta medida marca un gran salto en el objetivo de Aleph Farms de hacer que la carne cultivada esté ampliamente disponible en la comunidad mundial. Actualmente la empresa está haciendo la transición de sus productos comerciales a la planta piloto (BioFarmTM). El lanzamiento de la planta piloto está previsto para finales de 2022.

©Aleph Farms

“Uno de los grandes retos de la carne cultivada es la capacidad de producir grandes cantidades de manera eficiente a un costo que pueda competir con el precio de la industria cárnica convencional, sin comprometer la calidad”, dice Didier Toubia, cofundador y director general de Aleph Farms. “Hemos desarrollado cinco bloques de construcción tecnológica exclusivos de Aleph Farms que se ponen en un proceso de producción a gran escala, todos patentados por la empresa”.

“Aleph Farms está estableciendo una nueva categoría de carne, imbuida de su propia cultura y de un nuevo mundo de experiencias cárnicas”, entusiasma Amir Ilan, el Chef Residente de la compañía.

“No basta con hacer una proteína que llene el vacío nutricional; necesitamos capturar la plenitud de la experiencia de comer carne”, añade Toubia. Como francés nativo con raíces en la cultura alimentaria, y habiendo estudiado ingeniería de alimentos en Dijon, Toubia aporta su apreciación de la tradición gastronómica a su tecnología de cultivo única. “La carne puede cultivarse a partir de células aisladas de diferentes razas de animales, tiene diferentes cortes y provoca diferentes emociones. Vemos a Aleph Farms como artesanos de las experiencias.” Toubia concluye.