Moda y Belleza

AERA: calzado italiano vegano de lujo fundado por un antiguo ejecutivo de Dolce & Gabbana

AERA es una marca de lujo que fabrica calzado italiano sostenible y vegano. La empresa fue cofundada por Tina Bhojwani, antigua ejecutiva de Dolce & Gabbana y Donna Karan.

Bhojwani llevaba 20 años trabajando para grandes marcas de moda cuando decidió emprender un negocio con un impacto más positivo en el planeta. Al principio, se asoció con un amigo de la universidad, Alvertos Revach, que acababa de crear un fondo de inversión centrado en empresas sostenibles. Poco después, el diseñador de zapatos Jean-Michel Cazabat -con quien Bhojwani había trabajado anteriormente- se unió a la empresa. El trío decidió desarrollar zapatos veganos de lujo que no se distinguieran de los fabricados con materiales convencionales.

“El verdadero lujo es dejar el mundo mejor de lo que lo encontraste”.

© AERA
© AERA

Materiales

Para el exterior de sus zapatos, AERA utiliza algodón y materiales sintéticos como el poliéster y el poliuretano. El forro de los zapatos está hecho con biopolílicos de origen vegetal, mientras que las suelas se fabrican con la alternativa de cuero italiano Thunit®. Dependiendo del zapato, los tacones son de plástico reciclado o de una combinación de madera y TPU. La empresa compensa en un 110% los plásticos empleados en sus zapatos.

AERA ha recibido una larga lista de certificaciones: está aprobada por PETA, validada como carbono negativo y es la primera marca de calzado de lujo en convertirse en B Corp.

AERA vegan Italian footwear
© AERA

Lanzamiento de Immaculate Vegan

AERA acaba de lanzarse en Immaculate Vegan, un mercado de moda ética y sostenible. Aunque la plataforma realiza envíos a nivel mundial, los zapatos de AERA únicamente están disponibles en Estados Unidos.

“Creemos que el lujo no es un par de zapatos nuevos: es agua limpia y aire fresco”, dice AERA en su página web. “No se trata de cuánto tienes, sino que de cuánto devuelves. Es tener en cuenta a las personas y al planeta a la hora de fabricar los productos. Se trata de subir el listón, no solamente para uno mismo, sino para los demás. Se trata de honrar las tradiciones mientras se abren nuevos caminos. Es mirar hacia adelante, no hacia atrás. Se trata de asegurarse de que cada paso que se da tiene el menor impacto medioambiental posible. Porque el verdadero lujo es dejar el mundo mejor de lo que lo encontraste”.

 

Share