Sociedad

Nueva Zelanda debe invertir en proteínas de origen vegetal

El productor neozelandés de productos vegetales Off-Piste Provisions hace un llamamiento a los sectores agroalimentario y de ingredientes de Nueva Zelanda para que inviertan en proteínas de guisantes y habas. La marca de alimentos veganos al aire libre ha encargado un nuevo informe para destacar las oportunidades de extracción de guisantes y habas en el país.

Titulado “Feasibility of Pea and Fava Bean Protein Extraction in New Zealand” (Viabilidad de la extracción de proteínas de guisantes y habas en Nueva Zelanda) y realizado por PwC New Zealand, el informe se propone comprender la situación actual del mercado y las oportunidades que existen para la extracción de proteínas de guisantes y habas en Nueva Zelanda. El informe sugiere que existe una importante oportunidad para los inversores y los sectores locales de la agroalimentación y los ingredientes.

Off Piste Provisions
©Off Piste Provisions

Curiosamente, Off-Piste Provisions -productor de proteínas vegetales para llevar, como la cecina- está financiado por el Ministerio de Industrias Primarias de Nueva Zelanda (MPI) y la Fundación para la Investigación de los Cultivos (FAR). Actualmente, Off-Piste Provisions importa su proteína vegetal, pero subraya que sería muy preferible un producto de alta calidad, cultivado y procesado en Nueva Zelanda. Su fundadora, Jade Gray, explica: “Hay fuertes indicios en el mercado de que se avecina un aumento de la producción mundial de proteínas de guisantes y habas”.

Potencial de las proteínas vegetales

Con un informe reciente que predice un CAGR del 14,1% para el mercado mundial de proteínas de origen vegetal en los próximos cinco años, alcanzando un estimado de 40,58 mil millones de dólares para 2027, los defensores de las proteínas de origen vegetal en Nueva Zelanda están pidiendo a la industria y al gobierno que inviertan en el mercado en crecimiento. El informe de PwC NZ destaca la necesidad de la construcción de una instalación de extracción local, al tiempo que apunta al desbloqueo de un valor superior para impulsar su tasa de productos básicos.

“Los productores primarios de Nueva Zelanda han podido cobrar durante mucho tiempo una prima en los mercados mundiales por la reputación limpia y ecológica de la que gozamos, pero es más difícil negociar esa reputación cuando se trata de ingredientes”, explica Gray. “Ofrecer opciones de cultivo rentables y sostenibles para las explotaciones agrícolas neozelandesas es fundamental para mantener la diversidad en nuestros sistemas de cultivo. En particular, las legumbres, como los guisantes y las judías, desempeñan un papel importante en una rotación saludable. “

Share