Constitución de la Primera Cooperativa Alemana Para la Producción de Algas – El Mayor Productor de Algas de Europa

©chokniti@stock.adobe.com

A finales de julio, se fundó la primera cooperativa alemana de algas (DAG). Con 14 empresas de producción ubicadas en el norte de Alemania, tiene la mayor producción y comercialización de espirulina en Europa.

El uso de microalgas en la alimentación es un camino orientado al futuro, ya que las algas no compiten con otras plantas o animales por las tierras agrícolas porque se cultivan en invernaderos en condiciones protegidas y controladas. Además, tienen un alto contenido de proteínas, vitamina K y hierro, contienen aminoácidos esenciales y pueden utilizarse de diversas maneras en la industria de la nutrición basada en las plantas.

La cooperativa de algas ofrece todo tipo de productos, desde productos a granel hasta los terminados para el consumidor final, y tiene la intención de posicionarse como líder internacional para los productos de algas alemanes con estándares de alta calidad.

©deutsche algen

En una declaración, el Director Gerente Uwe Wilms enfatiza los beneficios del cultivo de algas para ahorrar recursos, que tiene por objeto ofrecer una alternativa a largo plazo a las fuentes de proteína animal y de hierro, diciendo que: “En los próximos años, tendremos que hacer frente al desafío de alimentar a una población cada vez más numerosa con una dieta sana, y al mismo tiempo atender a las exigencias del medio ambiente y el clima. Nuestra solución futura para esto son las algas”.

“El alto contenido de hierro vegetal, vitamina K y proteínas, así como su producción sostenible, hacen de las algas un alimento inteligente para el futuro. Además de su aplicación en la nutrición humana, los ingredientes también se utilizan en alimentos para mascotas y cosméticos. En la actualidad, muchos fabricantes importan sus algas del extranjero, en particular de Asia oriental. DAG está creando una alternativa regional con altos estándares de calidad y transparencia”.