Sociedad

La Universidad de Stirling, en Escocia, vota para que las comidas de la Unión de Estudiantes sean 100% vegetal

Los estudiantes de la Universidad de Stirling, en Escocia, han votado a favor de que todas las comidas ofrecidas en su Unión de Estudiantes (SU) sean de origen vegetal para 2025.

La votación se inspiró en la campaña Plant Based Universities, que pide a las instituciones de enseñanza superior que eliminen los productos animales de sus menús para mejorar la sostenibilidad. La campaña cuenta con el apoyo de Animal Rebellion, una rama de Extinction Rebellion centrada en acabar con la agricultura animal.

Para el próximo año académico, el 50% de las opciones de los tres puntos de venta de comida de la Universidad de Stirling serán de origen vegetal, y esta cifra aumentará hasta el 100% en 2025. Según el sitio web de la SU, la transición hacia dietas basadas en plantas es un “paso necesario” para mejorar la sostenibilidad del sistema alimentario. Los puntos de venta de alimentos de la universidad fuera de la SU no se verán afectados.

Las universidades se inclinan por las dietas vegetales

Aunque Stirling es la primera universidad británica que vota a favor de una SU totalmente vegetal, algunas universidades alemanas ya han aprobado mociones similares. Por su parte, el gigante de la restauración Sodexo está trabajando para reducir su huella de carbono en EE.UU. haciendo que el 42% de las comidas universitarias sean de origen vegetal; la empresa ha sustituido recientemente un camión de comida con queso por un establecimiento de origen vegetal en la Universidad Liberty de Virginia.

© Liberty Dining
© Liberty Dining

Contraataque

La votación en la Universidad de Stirling ha provocado la ira de la organización rural The Countryside Alliance, que cree que la decisión tendrá un impacto negativo en los agricultores.

“Obviamente, se trata de un ataque a la libertad de elección impuesto por un pequeño número de estudiantes al conjunto del alumnado, pero también es ilógico”, dijo el portavoz Mo Metcalf-Fisher. “Al sindicato de estudiantes de Stirling le convendría mucho más abastecerse de productos cárnicos y lácteos locales y sostenibles de los agricultores escoceses”.

Sin embargo, el periodista George Monbiot calificó la decisión de “fantástica”, mientras que Juliet Gellatley, fundadora y directora internacional de la organización benéfica vegana Viva!, también expresó su apoyo.

“La decisión de prohibir los productos animales no sólo reducirá la huella de carbono de la universidad, sino que hará que la comida vegana sea más accesible para un nuevo grupo de personas”, afirmó. “Se trata de una decisión enormemente positiva, y me gustaría felicitar a estos estudiantes que defienden lo que es correcto. Están salvando la vida de los animales y tomando mejores decisiones para su salud”.

Share