Carne cultivada

Las empresas de carne cultivada ya están en cada continente. Pero ¿qué tan cerca está la aprobación regulatoria?

Un nuevo informe de IDTechEx ha analizado cómo está evolucionando la tecnología de la carne cultivada y cuál es el potencial de aprobación reglamentaria en todo el mundo.

Norteamérica

En la actualidad hay empresas de carne cultivada en todos los continentes, excepto en la Antártida, pero no están distribuidas por igual. Norteamérica, con un 40%, es la que más productores tiene. El continente también tiene una cuota desproporcionadamente alta (57%) de inversiones.

Esto ha llevado a especular con la posibilidad de que EE.UU. sea el próximo país en conceder la aprobación reglamentaria a la carne cultivada, con rumores de que ya está en marcha. Como explicaba un informe anterior de Lux Research, el marisco cultivado probablemente se aprobará más fácilmente porque solo está regulado por la FDA, sin la participación del USDA.

©BlueNalu

Asia

El mercado asiático también es muy prometedor. Si se suman, las regiones de Asia-Pacífico y Oriente Medio cuentan con el 30% de los productores de carne cultivada del mundo y el 22% de la financiación. Proporcionalmente, Oriente Medio tiene una mayor cuota de financiación, aunque esto puede deberse a los mayores costes de producción de la región.

El pasado mes de diciembre, Singapur hizo noticias al convertirse en el primer país en conceder la autorización reglamentaria a una empresa de carne cultivada. Eat JUST probó entonces su pollo cultivado en un restaurante del país, aunque tuvo que vender el producto con pérdidas para que fuera asequible para el público.

La empresa israelí SuperMeat también ha probado la carne cultivada en su cocina de pruebas, pero el producto aún no cuenta con la aprobación reglamentaria. La semana pasada, el presidente del país, Isaac Herzog, se convirtió en el primer presidente en aprobar la carne cultivada.

© IDTechEx

Europa

En Europa se encuentra Mosa Meat, una de las mayores empresas de carne cultivada del mundo, y el continente tiene una vía relativamente bien definida para la aprobación reglamentaria. La UE ya ha concedido subvenciones a investigadores de la carne cultivada, lo que sugiere que está abierta al concepto.

Sin embargo, los grupos de presión de la carne y los productos lácteos de la UE han intentado limitar la forma en que se pueden comercializar los productos de origen vegetal, y se teme que la carne cultivada pueda toparse con barreras similares.

©Mosa Meat

Suramérica y África

Suramérica cuenta ahora con su primera empresa de carne cultivada, la argentina Cell Farm Food Tech. Mientras tanto, un productor de carne brasileño está intentando lanzar la carne cultivada en el país, en colaboración con Aleph Farms.

En África hay una sola empresa de carne cultivada, la sudafricana Mzansi Meat. Pero los problemas de infraestructuras y costes dificultarán probablemente el lanzamiento comercial en el continente.

“Aunque países como Singapur e Israel cuentan con un marco normativo favorable, estos pequeños mercados no serán suficientes para una adopción y penetración generalizadas en el mercado”, afirma el investigador Harini Venkataraman, autor del informe de Lux Research. “Las naciones más grandes tendrán que eliminar las barreras normativas para desbloquear un mercado masivo”.

Share

Noticias Calientes

Entrevistas