Mustache: “No Seguimos Estilos Cerveceros, Si No Que Creamos Los Nuestros Propios”

Oscar González Cascallana

Los alimentos de consumo de origen vegetal no solo se limitan a las comidas sino también a las bebidas que los seres humanos consumimos con frecuencia, como la cerveza. Aunque son pocas, algunas marcas de cerveza utilizan ingredientes de animales, y para algunos de nosotros es importante saber cuáles son veganas.

Además, muchos se sorprenderían al saber la cantidad de agua y energía necesaria para crear su bebida alcohólica favorita.

En 2009, el gigante de la cerveza SAB Miller se unió con la WWF para hacer un estudio que reveló el consumo tan abrumador de la cerveza, que oscila entre los 45 hasta los 155 litros de agua para producir un litro de cerveza.

La cerveza Mustache Cerveza Artesana, además de ser vegana, busca reducir su impacto ecológico por medio de la creatividad innovadora, utilizando la marea del mar en su proceso de producción. Vegconomist en español tuvo el placer de hablar personalmente con el cofundador y CEO de Mustache, Óscar González Cascallana, que nos elaboró algunos detalles de su marca originaria de España, entre los países más amantes de la cerveza del mundo.

 

¿Cuéntenos un poco sobre Mustache Cerveza? ¿Cuándo la creó y por qué le dio ese nombre?
Mustache se creó en el año 2015, después de defender con éxito ante el tribunal nuestro business plan para conseguir el título de MBA en la Escuela de Organización Industrial. El nombre de Mustache (bigote) surgió inspirados por los movimientos Movember (lucha contra el cáncer de próstata) que han puesto de moda de nuevo el bigote. Es decir, hay un paralelismo con la cerveza artesana, ya que tanto el bigote como la cerveza son elementos que han estado presentes durante siglos, pero que en los últimos años han vuelto a resurgir y ser consumidos.

Igualmente, nos gusta hacer el guiño al bigote que deja la espuma al beber la cerveza.

¿Qué diferencia a esta marca de las demás marcas de cerveza?
Nos diferencia la propuesta innovadora. No seguimos estilos cerveceros, si no que creamos los nuestros propios, o más bien, cogemos uno existente y le damos un toque innovador y diferenciador. Así mismo, experimentamos con procesos de elaboración, que además sean totalmente ecológicos. Por ejemplo, aprovechamos el balanceo de las olas del mar para que madure nuestra variedad Mustache de batea. La propia energía del mar durante dos meses nos proporciona una maduración increíble de nuestro estilo Lager, con el consiguiente ahorro de costes, por la propia energía del mar y ya que la temperatura del mar se mantiene siempre fría a unos 12 grados centígrados.

 

¿Qué tiene previsto para el futuro de Mustache Cerveza?
Seguir innovando con nuestros productos y con los procesos de producción, intentando ser cada vez más sostenibles. Así mismo, seguir apostando por la agricultura local y los recursos que tenemos cerca. Como empresa situada en la “España vaciada” queremos defender el papel de las pequeñas empresas para conseguir un resurgimiento de estas zonas.

¿Considerando las nuevas tendencias de consumo hacia productos libre
de origen animal, ha considerado ampliar su portafolio de productos en
el área de alimentos de origen vegetal?
De momento, nuestro foco principal son las bebidas. Pero nuestra inquietud siempre nos lleva a pensar en nuevos retos, así que nunca damos nada por descartado.

© Mustache