España, ¿Un País en Proceso de Transformación?

©gustavofrazao-stock.adobe.com

La crisis de la covid ha afectado a las economías de cada país del mundo, y la pandemia en Europa, hasta la fecha, parece que no da tregua, además que el efecto sobre la economía se está poniendo en evidencia por la falta de turismo y consumo de servicios de hostelería.

Sin embargo, aunque muchos de los establecimientos que han cerrado permanentemente son veganos, la economía vegana en la península sigue en marcha, sobre todo con respecto a los productos disponibles en los supermercados, ya que las tendencias recientes son de comer en casa, por obvias razones.

Para tener un poquito de perspectiva más profunda sobre la situación en España, miremos los números.

Imágen: Unsplash

El porcentaje de veganos y vegetarianos en España no es muy alto en comparación con algunos países. Según Statista, en 2019 solo el 0,5% de españoles se identificaron como veganos, mientras que el 1,5% se consideraban vegetarianos. Pero hay fuertes razones para sospechar que este número ha incrementado, y lo seguirá haciendo.

Este año, 15.700 españoles aceptaron el #VeggieChallenge de Proveg España y dejaron de comer carne por un mes.

Una encuesta reciente, llevada a cabo por la empresa vegana española Quinto Mandamiento, reveló las razones por las cuales las personas veganas y vegetarianas de España decidieron tomar el paso, con los derechos de los animales ocupando el primer puesto.

Volviendo al tema del consumo, dicha encuesta también halló las 92 marcas veganas más populares entre los españoles. Entre los cinco primeros, Heura ocupó el puesto número uno, seguido por Violife, Beyond Meat, Alpros y Fry’s. El primero en la lista es una empresa 100% española y ha experimentado un crecimiento cerca del 500% en el último año.

©Heura

Además, como ya hemos reportado, la heladería vegana española Pink Albatross, que distribuye sus helados por toda España, recibió hace poco 550.000 euros en su primera ronda de financiación.

Existe una gran lista de emprendimientos veganos originarios de la Península, de los cuales muchos hemos mencionado, y muchos otros que faltan por manifestarse, y lo harán. El consumo de productos de origen vegetal sigue aumentando, y el 86% de los consumidores ni siquiera son veganos ni vegetarianos. Por lo general, la gran mayoría de los que consumen alternativas veganas a la carne y lácteos son flexitarianos, reduccionistas, y simplemente gente curiosa.

En 2019, el 7,9% de los españoles se identificaban como flexitarianos. Súmale a eso el 1,5% de vegetarianos y el 0,5% de veganos, y el resultado es casi el 10% de los españoles activamente y abiertamente optando por evitar los productos de origen animal, sin incluir a los consumidores curiosos.

© Terra Nostra

En julio de 2020, Igualdad Animal reportó que según un informe de Kantar Worldpanel, el 60% de los españoles ha variado su dieta durante la pandemia, mientras que el 21% ha incrementado su consumo de hamburguesas de origen vegetal.

Según un análisis de researchandmarkets.com, el crecimiento anual del sector de alimentos a base de plantas en España será del 6,7% y superará los 521 millones de euros en 2023.

Llegando al cierre de 2021, es más evidente que nunca que los cambios en los patrones de consumo, además del incremento de nuevas empresas veganas y el crecimiento en la inversión de esta industria, son una clara indicación de que España es un país al borde de unos cambios bastante significativos.

© Pink Albatross