34 Políticos le Dicen al Parlamento Europeo que Rechacen la “Censura a los Lácteos Vegetales”



El pasado mes de octubre, el Parlamento Europeo votó a favor de imponer importantes restricciones a la comercialización de alternativas lácteas de origen vegetal. Ahora, 34 eurodiputados han pedido que se rechace la enmienda 171, que según ellos equivale a una censura.

Las alternativas lácteas ya están restringidas, y se prohíbe el uso de términos como “leche” o “yogur“. Pero con la enmienda 171, las empresas de productos alternativos no podrán hacer ninguna referencia a los productos lácteos.

Frases como “cremoso” o “como la leche” estarían prohibidas en los envases, e incluso sería ilegal hacer referencia a datos científicos que demuestren que un producto tiene “la mitad de emisiones que la mantequilla” o similares.

©Oatly

También se prohibirían descripciones puramente factuales como “no contiene leche” o “apto para personas con intolerancia a la lactosa”, así como las imágenes de productos alternativos a la leche que se utilicen como sustitutos de la misma, por ejemplo, vertidos en los cereales o en el café. Esto ha provocado la indignación de marcas como Oatly.

El Partido Verde ha declarado en su cuenta de Twitter que “la enmienda 171 podría implicar restricciones de etiquetado ilógicas y prohibir ayudar a los/as consumidores/as a elegir alimentos más sostenibles. Nosotros decimos: ‘De ninguna manera’”.

“Compartimos las preocupaciones sobre las restricciones propuestas a las alternativas vegetales a los lácteos de estos 34 miembros del Parlamento Europeo. El sector de los productos lácteos vegetales ya tiene limitaciones en el uso de ciertos términos como leche o yogur.

© ProVeg

Por eso, añadir otras restricciones sería el equivalente a una censura. Esta enmienda dañina se aprobó en silencio y bajo una fuerte influencia del conservador lobby lácteo. Tampoco se ha realizado una evaluación del impacto de la aplicación de la enmienda”, apunta la directora de ProVeg España, Cristina Rodrigo.

ProVeg Internacional ha recogido más de 422.000 firmas de consumidores en contra de esta regulación.

“La presidencia portuguesa de la UE no ha estado abierta a escuchar los comentarios y las preocupaciones del sector plant-based, a pesar de que la enmienda 171 afecta a las empresas productoras de alternativas vegetales a los lácteos, no a la industria láctea”, advierte Rodrigo.

Firma y comparte la petición www.StopAM171.com

Utiliza los hashtag #StopPlantBasedCensorship #StopAM171

Noticias Calientes



  • El boletín de vegconomist:
    información para los que toman decisiones

    Suscríbese al boletín de noticias de vegconomist para recibir las noticias más importantes del mundo de los negocios veganos.

    Invalid email address