ProVeg España: “Estamos Trabajando con Importantes Actores e Incluso con Empresas del Sector Cárnico para Solicitar que Voten en Contra de la Prohibición.”

Cristina Rodrigo de ProVeg España

La revolución vegana en el mundo ha sido impulsada en gran medida gracias al emprendimiento y la innovación en este sector, pero nosotros en vegconomist reconocemos que la educación y concienciación sobre el veganismo también son fundamentales para generar el cambio necesario.

Entre las organizaciones que más ha ayudado a generar consciencia sobre la importancia de este movimiento es ProVeg, que ha tenido un papel fundamental tanto para los consumidores como para las empresas en el ámbito ‘plant-based’.

Vegconomist tuvo el placer de hablar con Cristina Rodrigo, directora de ProVeg España, acerca de su organización y cómo la coyuntura actual está afectando a la economía vegana.

 

¿Le puedes explicar a nuestros lectores qué es ProVeg y qué papel cumple con respecto a la industria alimentaria?
Proveg es una organización internacional por la conciencia alimentaria que trabaja para transformar el sistema alimentario global, reemplazando los productos de origen animal por alternativas de origen vegetal y cultivadas. Nuestro objetivo es reducir al 50% el consumo de productos animales para 2040.

Nuestro trabajo en la industria alimentaria es principalmente el de ayudar a las empresas a realizar una transición hacia una producción más vegetal. Trabajamos con productores de alimentos, minoristas y empresas de cáterin para desarrollar nuevos productos de origen vegetal para los consumidores y hacerlos accesibles.

Del mismo modo, trabajamos a nivel institucional, para facilitar iniciativas que apoyen la necesaria (r)evolución de la industria alimentaria, y con la ciudadanía, para concienciar sobre la necesidad de desarrollar una sociedad y economía menos dependiente de los productos animales.
Además, me gustaría resaltar que ProVeg tiene el estatus de observador permanente de la ONU, con presencia en todas las Conferencias de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Está acreditada por la UNEA (Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y ha recibido el premio de Naciones Unidas ‘Momentum for Change’.

© whitcomberd-stock.adobe.com

 ¿Nos puede hablar un poco acerca de usted y cómo llegó a ProVeg España?
Comencé a trabajar en ProVeg en enero de 2017, en la organización de la primera feria VeggieWorld en España, que tuvo lugar en abril de ese mismo año.  Posteriormente, fui Manager de Comunicación y Campañas hasta mayo de 2019, cuando comenzó mi andadura como directora de ProVeg en España.

Soy licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y he trabajado durante más de una década en comunicación, especializándome en el campo de redes sociales. En 2014 dejé mi trabajo en una importante agencia de comunicación para apostar por dedicar mi vida a difundir el veganismo. Entonces, además de colaborar con diversas organizaciones animalistas y trabajar en una de ellas, creé la comunidad de ‘Vegans of Spain’ con el objetivo de difundir el veganismo de una forma amable. Hoy en día contamos con más de 70.000 seguidores en Instagram.

Desde los 14 años he estado vinculada a diversas ONGs, bien como voluntaria o como trabajadora. Mi pasión por el tercer sector me ha llevado a interesarme por diversas causas sociales y a estudiar recientemente un máster de Liderazgo e Innovación Social. La verdad es que creo que mi carrera profesional siempre estará ligada de una forma u otra a este sector.

© ProVeg

Ahora mismo hay una propuesta en el Parlamento de la Unión Europea para prohibir el uso del nombre “hamburguesa” y “salchicha” para los alimentos de origen vegetal. ¿Cuál es la razón de fondo de esta propuesta? ¿Cómo podría afectar a la industria de alimentos “plant-based” si se llega a aprobar y qué está haciendo ProVeg España para detenerlo?
La supuesta razón que defienden algunos europarlamentarios y ciertos grupos de lobby es la confusión de los consumidores. Pero esta confusión no es real, como demuestran varias encuestas. Entre ellas una que realizamos entre más de 3000 españoles, con la colaboración Upfield, Heura y Oatly, en la que descubrimos que entre el 70 % y el 80 % de los consumidores sabe distinguir las distintas alternativas y si su origen es vegetal o animal.

Esta supuesta confusión de los consumidores no existe. Lo que existen son unos intereses económicos y un sector de la industria alimentaria más interesado en un proteccionismo desfasado que en adaptarse a un mercado que reclama opciones más éticas, sanas y sostenibles. Por eso quieren monopolizar el lenguaje y poner trabas a las alternativas vegetales. Conocen no solo el poder del lenguaje para construir nuestra realidad sino también las implicaciones a nivel económico que la prohibición tendría para las empresas. Desde ‘rebranding’ (cambios de nombre de marca) a estudios de mercado para conocer la mejor forma de comercializar sus productos, y por supuesto nuevos ‘packagings’, todo unido a los posibles costes legales en caso de incurrir en algún incumplimiento por una posible mala interpretación de la legislación.

Desde ProVeg estamos trabajando con importantes actores de la industria alimentaria (Upfield, Unilever…) e incluso en España con empresas del sector cárnico (Argal, Noel, Espuña…) para solicitar a los europarlamentarios/as que voten en contra de la prohibición. Además, hemos hecho una recogida de firmas que ha contado con el apoyo de más de 250.000 personas.

Marc Coloma, Heura CEO y Fundador; y Lorena Salcedo, NPD Manager en Heura

¿Cómo ha afectado la covid a la misión de ProVeg y qué hay en el futuro de la organización?
Lo más relevante es que todos los eventos que teníamos programados para este año y parte del que viene se han cancelado. En España tuvimos que cancelar nuestra Veggie World Barcelona, que iba a celebrarse este mismo mes. A nivel internacional, tuvimos que cancelar la New Food Conference y el VegMed (aunque hicimos una versión online “reducida”).

Además, por supuesto, todos los países hemos implementado el teletrabajo y hemos adoptado nuevas formas de comunicar nuestras campañas y proyectos, con la implementación de diversas series de webinars. Por supuesto, nuestra labor con empresas también se ha visto afectada, en especial con HORECA, debido al impacto que ha sufrido este sector de manera especial por la pandemia.