Parlamento Europeo a Punto de Votar para Etiquetar Salchichas y Hamburguesas Veganas “Tubos” y “Discos de Verduras”, Podría Perjudicar Industria ‘Plant-Based’

© Comugnero Silvana-stock.adobe.com

La votación final se llevará a cabo en la semana del 19 de octubre donde los eurodiputados votarán sobre las enmiendas 165 y 171, con el fin de restringir que los productos de origen vegetal tengan nombres que normalmente están asociados a los productos cárnicos.

Se supone que dichas enmiendas tienen el propósito de prevenir la confusión entre los consumidores, pero Cristina Rodrigo, directora de ProVeg España, dice que la realidad es otra. “Existe evidencia de que los consumidores no están confundidos con el etiquetado actual de los productos vegetales. Sin embargo, la UE quiere utilizar esta falsa confusión para llevar a cabo una prohibición que limita la revolución que está viviendo el mercado de la proteína vegetal. Más de 100.000 personas se han mostrado en contra de esta prohibición porque va en contra de las necesidades de los consumidores y pone trabas a la necesaria transformación de nuestro sistema alimentario.”

Es más, ocho de cada diez personas saben diferenciar entre productos cárnicos y lácteos y sus alternativas vegetales, que incluyen la leche vegetal, el queso vegano o la hamburguesa vegetal, según el estudio ‘Nomenclatura de los alimentos de origen vegetal’.

Según ProVeg España, esto implicaría la necesidad de reetiquetar productos existentes bajo el nuevo marco legal, lo cual generaría incertidumbre e incurriría en juicios potencialmente costosos para las marcas que se considera que han interpretado la legislación incorrectamente, además que requeriría un cambio de marca para garantizar que los productos puedan atraer y retener a los consumidores que están familiarizados con el etiquetado, la marca y la terminología anteriores.

El fallo no solo podría ser un revés para la industria de alimentos de origen vegetal, sino también para las metas de la Unión Europea en cuanto a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. La industria cárnica contribuye hasta el 18% de los gases de efecto invernadero en el mundo, y se ha demostrado que una transición a una dieta a base de vegetales podría reducir las emisiones de toda la industria alimentaria en un 70% y ahorraría alrededor de 55 trillones de galones de agua al año a nivel global.

ProVeg International tiene una petición para detener dichas enmiendas que se puede firmar aquí.